¡¡ Bienvenidos a la Escuela Infantil Municipal "La Curva"!!


ESCUELA INFANTIL MUNICIPAL "LA CURVA" TÚ MEJOR OPCIÓN! PREGÚNTANOS!!

TALLERES DE PADRES


"EL DESCANSO INFANTIL"



NECESIDADES INFANTILES:
EL DESCANSO

La falta de descanso y, más específicamente, la falta de sueño puede desencadenar trastornos de memoria, aprendizaje y atención en los niñ@s.  Instaurar la regulación del equilibrio entre actividad y sueño es, entre otras, una de las tareas propias de la Educación Infantil.

La actividad y descanso, por lo tanto, son fundamentales para una sana evolución del niñ@. Todas las personas necesitan dedicar un determinado tiempo a la actividad como el trabajo, los deberes, las clases, el deporte, etc, y otra cantidad de tiempo al descanso (ocio, juegos sueño nocturno, etc...). La cantidad de tiempo dedicada al descanso sirve para reponer la energía consumida durante el tiempo dedicado a la actividad. Entre ambas cantidades de tiempo ha de existir un equilibrio razonable.

No siempre el momento del sueño es algo placentero, en algunas ocasiones l@s niñ@s como los adultos pueden sufrir ciertas alteraciones que es importante conocer y saber cómo debemos actuar.

Alteraciones del sueño.

-         Sonambulismo. Este fenómeno suele producirse durante las primeras 4 horas del sueño y se trata de la repetición automática de conductas aprendidas durante el día. La causa de estos episodios se desconoce y suele desaparecer en la adolescencia. Como debemos actuar, reconduciéndolo a la cama sin despertarlo , hablarle despacio con frases sencillas.

-         Pesadillas. Se trata de uno de los trastornos más frecuentes en la infancia. Podemos definirlo como un sueño largo muy elaborado, con riqueza de detalles y que provoca en el niño una fuerte sensación de ansiedad, miedo o terror.

-         Terrores nocturnos. Son menos frecuentes que las pesadillas, y es habitual que el niño se siente bruscamente en la cama con cara de terror. A diferencia de lo que sucede en las pesadillas, no suele despertarse fácilmente a pesar de los esfuerzos de otras personas que tratan de sacarlo del trance desagradable

¿Cómo debemos actuar?

-         Sonambulismo: Reconduciremos al afectad@ a la cama, hablándole despacio y con frases sencillas. No pasa nada por despertarle pero es mejor no hacerlo.

-         Pesadillas y Terrores Nocturnos: Es aconsejable no despertar al afectado y esperar a que se le pase el sueño, ya que terminará por despertarse por sí sólo o seguirá durmiendo tranquilamente.

El establecimiento de unos ritmos diarios de actividad y descanso en los que queden atendidas todas y cada una de las necesidades básicas es la base para conseguir un clima de seguridad, confianza y estabilidad para los más pequeños, favoreciendo la capacidad de anticipar acontecimientos, la adquisición de estructuras espacio-temporales, la capacidad de establecer relaciones, etc.

Es importante educar a l@s niñ@s para la adquisición de hábitos de descanso y de sueño que les permitan en el futuro llevar una vida saludable.
¿Cómo debe plantearse el momento de dormir?

·         Se debe tener un horario controlado y estable, que se adaptará a las necesidades del niñ@ para que desarrolle una actitud favorable.
·         Se debe crear un ambiente adecuado, tranquilo y acogedor, es importante que la habitación o el lugar donde duerme esté ordenada y no tenga ningún adorno u objeto que pueda alterar o inquietar al niñ@.
·         No es conveniente que l@s niñ@s realicen actividades que sean estimulantes momentos antes de ponerles a dormir, pueden realizar alguna actividad tranquila que contribuya a relajarlo y no a excitarlo. (Ejemplo: leer un cuento).
·         Se le debe de poner a dormir la siesta inmediatamente después de comer, pues en este momento el niñ@ está más relajado por el efecto de la ingestión de la comida. En la siesta siempre debe haber algo de luz para diferenciar la noche y el día y no se debe evitar el ruido en ese momento ya que siempre por el día hay sonido ambiente.
·         Por la noche es aconsejable ponerle a dormir inmediatamente después de bañarle y darle la cena.
·         No olvidar que el momento de dormir es también un momento de comunicación especial con cada niñ@. A todos les gusta que se le dediquen unas palabras afectuosas, unas caricias, una canción.
Condiciones para crear un buen ambiente.
·         Se debe mantener una intensidad de la luz baja, pero sin dejar la habitación totalmente a oscuras y se debe bajar el nivel de ruidos.
·         Hay que controlar la temperatura de la habitación donde duerme. En ningún momento se permitirá que haga excesivo calor, pues el niñ@ tiende a sudar y dificultará el que pueda dormirse de forma cómoda.
·         Habituar al niñ@ a dormir en un lugar determinado, y que pueda identificarlo fácilmente.
·         La habitación debe estar ordenada y si es posible no debe tener nada que pueda distraer al niñ@ de dormirse.

¿Cuál debe ser la actitud de los padres?
·         Debe manifestar una actitud de serenidad. No se trata de plantear la hora de dormir como una batalla o un conflicto de voluntades entre el adulto y el niñ@. Las actitudes intolerantes y exigentes no contribuyen a crear un clima adecuado de tranquilidad que es necesario para dormir.
·         Es importante hablarle al niñ@, acariciarle y tratar de mantener unos estrechos lazos afectivos para que se sienta seguro y tranquilo.
·        Normalmente, la mayor parte de l@s niñ@s acaban adaptando sus ritmos.