¡¡ Bienvenidos a la Escuela Infantil Municipal "La Curva"!!


ESCUELA INFANTIL MUNICIPAL "LA CURVA" TÚ MEJOR OPCIÓN! PREGÚNTANOS!!

jueves, 20 de febrero de 2014

LA PSICOMOTRICIDAD INFANTIL


MOTRICIDAD GRUESA
Motricidad gruesa: se refiere al control de los movimientos musculares generales del cuerpo o también llamados en masa, éstas llevan al niñ@ desde la dependencia absoluta a desplazarse solos. (Control de cabeza, sentarse, girar sobre sí mismo, gatear, mantenerse de pie, caminar, saltar, lanzar una pelota.) El control motor grueso es un hito en el desarrollo de un bebé, el cual puede refinar los movimientos descontrolados, aleatorios e involuntarios a medida que su sistema neurológico madura. 
Para el buen desarrollo de esta motricidad, existen una gran variedad de ejercicios que podemos realizar con ellos en casa, sin necesidad de materiales específicos.
A continuación os proponemos unos cuantos ejercicios de este tipo, que según la edad se pueden añadir variantes.
EJERCICIOS PARA  LA MOTRICIDAD GRUESA EN FAMILIA

1.     Conoce tu cuerpo
Comenzamos pidiendo al niñ@ que señale y localice en su cuerpo la cabeza, frente, cabello, ojos, orejas, boca y sus elementos, nariz, mejillas y mentón; partes de su tronco, espalda, pecho, cintura, abdomen y cadera; partes de sus extremidades superiores: hombro, brazo, codo, muñeca, manos, palmas, pantorrilla, talón, pies y dedos.     (+-- según edades)
Esto; puede ser llevado a cabo a través de canciones que hará que el niñ@ interiorice las partes del cuerpo de manera lúdica.
 Os dejamos unos ejemplos:
En inglés: para que el oído se haga a la entonación y les ayude en su iniciación futura con el idioma.

Y si preferís cantar vosotros mismos aquí os dejo una canción:

Tengo una carita que parece una casita
los pelos de la cabeza parece que son las tejas
los ojos son dos ventanas que se abren por las mañanas
mi boca es una puerta que siempre la tengo abierta. AHAHAHAHAH
y tengo una nariz…. Que es timbre y hace así: ring, ring, ring.

- Todas estas partes del cuerpo serán nombrados en cuatro momentos: en el propio cuerpo, en el de otra persona, en dibujos o siluetas y en su imagen frente al espejo.
- Armar rompecabezas del cuerpo humano. Si en casa no tuviéramos este material, puede recortar de revistas figuras humanas completas y descomponer en 6, 8 y 10 partes para que el niño arme y pegue sobre una cartulina.
- Guiar al niñ@ para que determine cada parte y diga su funcionamiento o utilidad.

Otros ejercicios para realizar:


• Una estupenda actividad es subir y bajar escaleras. Les ayuda a perfeccionar la movilidad y el control del cuerpo.

• Otra buena forma de pasar un buen rato con ellos es realizar un recorrido, sin salirse, sobre líneas trazadas en el suelo, pueden ser líneas rectas, curvas y quebradas. Para hacerlo más divertido se pueden añadir obstáculos.

• Proyectar luz con un espejo en la sombra, es una actividad que les encanta y a su vez le ayuda con la coordinación de movimientos rápidos. El niñ@ tiene que tratar de coger la luz,  cambiaremos constantemente de posición; en caso de que el día estuviera nublado puede utilizarse una linterna.

• Otra actividad relacionada con la motricidad que les encanta es bailar  diferentes ritmos procurando que el niñ@ siga e! ritmo de la música constantemente, para esto también podemos añadir instrumentos que ayudaran a captar su atención.

•Para ejercitar distintos movimientos a la vez: pida al niñ@ que, mientras con una mano frota en círculos sobre su pupitre,  la otra realice golpes coordinados en la misma superficie.


•Con el niñ@, imitar sonidos producidos por animales, en diferentes tonalidades: bajos y altos, pueden ser de: gato, perro, pato, gallina, vaca, león, oso, elefante y caballo.

• ¡Y para terminar la más divertida de todas! Jugar con ellos a los diferentes juegos populares: el gato y el ratón, rayuela, la zapatilla por detrás, escondite, estatuas, el tren, pasimisi, saltar cuerda, bailar el hula-hoop, etc.



MOTRICIDAD FINA
La motricidad fina influye movimientos controlados y deliberados que requieren el desarrollo muscular y la madurez del sistema nervioso central. Aunque los recién nacidos pueden mover sus manos y brazos, estos movimientos son el reflejo de que su cuerpo no controla conscientemente sus movimientos. El desarrollo de la motricidad fina es decisivo para la habilidad de experimentación y aprendizaje sobre su entorno, consecuentemente, juega un papel central en el aumento de la inteligencia.
La estimulación de la motricidad fina (músculos de las manos) es fundamental antes del aprendizaje de la  escritura. Si analizamos que la escritura requiere de una coordinación y entrenamiento  de las manos, nos damos cuenta que es de suma importancia que los niñ@s realicen una serie de ejercicios  para lograr el dominio y destreza de los músculos finos de dedos y mano.

EJERCICIOS PARA  LA MOTRICIDAD FINA EN FAMILIA
·        Para los más pequeñines de la casa, déjale un cojín para que toque, apriete, sacuda, golpeé, pellizque, agite, agarre y suelte, ¡como comienzo es fantástico!

·        Una manera fácil de iniciarse en la motricidad fina con los más peques es el rasgado de papel con los dedos.

·        Los pequeñines necesitan comenzar a saber las diferentes utilidades de sus extremidades: las manos se abrazan, se esconden, se saludan, se aprietan. El adulto lleva a cabo los gestos explicando con palabras lo que va haciendo. Otra variante es realizar los gestos con las manos acompañando a canciones infantiles. Ejemplo: Girar las manos, primero con los puños cerrados, después con los dedos extendidos (5 lobitos).

·        Arrugar papel y formar pelotas con las manitas, siempre acompañado de un adulto que se encargue de vigilar que no lo lleven a la boca.

·        Palmas y dedos unidos: diferentes combinaciones de movimientos. (Enlazar, separar y unir dedos, separar palma, separar palma y dedos manteniendo yemas unidas, acariciarse).

·        Hacer trazos libremente sobre arena y/o sobre el agua, la textura y sensaciones son un aliciente para ell@s.

·        En un recipiente con arena buscar objetos escondidos, podemos prepararle cualquier recipiente que tengamos en casa donde meteremos arena o papeles de periódico y dentro escondemos diferentes juguetes o piezas. El niñ@ tendrá que tratar de encontrarlos todos.

·        De silla a silla atamos una cuerda, lana… Y les damos una bolsita con pinzas de la ropa, los niñ@s tienen que colocarlas en la cuerda, con este ejercicio trabajaremos el manejo de los dedos índice y pulgar.


·        Con una cuchara llevar azúcar, arroz, fideos, lentejas, etc. De un recipiente a otro. Les ayudara a mejorar en la utilización de los cubiertos a la hora de comer.

·        Con recipientes vacios de plástico con tapones a rosca, les introduciremos algún objeto llamativo para ellos, por ejemplo un juguete. El niñ@ tiene que intentar abrir el recipiente para conseguir el juguete. Esta actividad le potencia la fuerza y destreza de giro en dedos y muñecas.


·        Además de enseñarles a ahorrar, meter monedas en la ranura de una hucha les proporciona buena puntería y destreza en los dedos.

·        Hacer collares de perlas o pastas (macarrones, estrellitas) además de un buen método de relajación es una buena forma de demostrar sus habilidades.


·        Poner pegatinas o estampar sellitos en cuentos, cuadernos, dibujos… Además de fomentar su imaginación, les ayuda a relacionar formas y espacios.

·        Modelar con plastilina, masa, crema, arena, barro… ¡Les encanta tener las manos en la masa¡ y además aprenden el manejo y modelado utilizando diferentes texturas.
·        Pintar, dependiendo de la edad, con los dedos, con pincel, con lápices de colores, ceras duras y blandas, etc. Es la mejor forma de unir la motricidad fina con el entretenimiento.

·        Si tienes revistas que no te sirvan en casa, separa las hojas y  déjaselas para que envuelva pequeños objetos en ellas, como por ejemplo: cochecitos, animalitos de goma, piezas de puzle, etc.


·        Sin necesidad de ningún objeto se puede utilizar los dedos para simular que andan; puño cerrado: liberar dedo a dedo: “contar”; decir que sí y que no con los dedos y las manos; Subir una escalera imaginaria por la pared con los dedos; apretar pelotas pequeñas, pasarlas de una mano a otra.

·        Para  trabajar el giro de muñeca, la pinza y el movimiento coordinado con otros elementos proponemos enredar un lazo en un palo de madera.


·        Estirar gomas, elásticos... refuerza los antebrazos y ejercita los músculos de las manos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario