¡¡ Bienvenidos a la Escuela Infantil Municipal "La Curva"!!


ESCUELA INFANTIL MUNICIPAL "LA CURVA" TÚ MEJOR OPCIÓN! PREGÚNTANOS!!

lunes, 30 de enero de 2012

LA ALIMENTACIÓN EN LA INFANCIA


La alimentación es el proceso por el cual ingerimos o incorporamos a nuestro organismo los nutrientes necesarios. Es un proceso consciente, voluntario y educable.

Los alimentos se pueden dividir en siete grupos fundamentales: Leche y derivados lácteos; Carnes, pescados y huevos; Tubérculos, legumbres y frutos secos; Verduras y hortalizas; Frutas; Cereales (pan, pastas, arroz, etc.) y azúcar; y Aceite y mantequilla.
Se considera que una dieta equilibrada, en general, debe contener uno o dos alimentos de cada uno de los grupos.
Es muy importante tener en cuenta  algunos de los siguientes aspectos en la alimentación infantil:
-               Es necesario variar la ingesta, de tal forma que no se reciba más de un 25% de calorías de un solo tipo de alimentos.
-               Las calorías se deben repartir de una manera equilibrada en las diferentes comidas diarias.
-               Hay que tener cuidado con los alimentos envasados, ya que suelen tener gran cantidad de sal, así como conservantes y colorantes artificiales.
INTRODUCCIÓN DE LOS ALIMENTOS EN LA ETAPA INFANTIL:
Entre los cuatro y seis meses de vida la leche, ya sea materna o adaptada, cubre las necesidades nutricionales del niñ@, pero aproximadamente hacia el sexto mes, la leche por sí sola no es suficiente para satisfacer las necesidades del bebé, por ello se hace necesario la introducción de nuevos alimentos. Estos cambios deben hacerse poco a poco y progresivamente, para que el /la niñ@ se vaya acostumbrando a los nuevos sabores y podamos comprobar si son tolerados por su organismo.

Siempre es el pediatra quien debe indicar el momento exacto y óptimo para introducir cada nuevo alimento en la dieta del bebé, teniendo en cuenta su estado nutricional, su desarrollo y su historia y antecedentes de alergias e/o intolerancias a distintos alimentos.
En cualquier caso, la mayoría de los expertos en nutrición infantil coinciden al señalar tres etapas básicas en la alimentación del niñ@:

-         Periodo Lácteo: La leche es el único alimento en la dieta del niñ@. Abarca aproximadamente hasta los 4 o 6 meses.
-         Periodo de Transición: Durante este periodo se va introduciendo la alimentación sólida. Se inicia entre los 4 y 6 meses y nunca después de los 6-8. Cada alimento nuevo debe introducirse de uno en uno, con unos días de separación, para observar si alguno le sienta mal. Alrededor de los 18-24 meses  el niño deberá haber incorporado casi todos los alimentos en su dieta.
-         Periodo de maduración digestiva: Las funciones digestivas van madurando hasta que la alimentación se aproxima a la de un niño mayor. Entre los 12 meses y los tres años.
Dentro del Periodo de maduración digestiva, como norma general, deberemos tener en cuenta los siguientes aspectos:
·                    Al principio de esta etapa l@s niñ@s se van acostumbrando a una textura más gruesa, después se procede al troceado pequeño. Así el/la niñ@ va avanzando en el aprendizaje de la masticación. Se pretende que entre los 18 y 24 meses sea capaz de comer alimentos troceados.
·                    En estas edades hay que poner especial cuidado en fomentar unos hábitos alimenticios sanos, ya que las malas costumbres adquiridas ahora, serán difíciles de eliminar posteriormente.
·                    En la etapa anterior la comida era un plato único de verdura con la proteína. Ahora se deben ir acostumbrando a una comida completa: un primer plato, un segundo y finalmente un postre.
·                    Debemos evitar que l@s niñ@s consuman fritos y pastelería en exceso, así como los platos con salsas complicadas y los frutos secos.
La introducción progresiva de alimentos de diferentes sabores, texturas y durezas es fundamental para el desarrollo porque:

- Favorece una dieta equilibrada, variada y por tanto atractiva para el/la niñ@: frutas, carnes, pescados, etc.
- Ejercita la masticación, la insalivación, deglución y habilidad para recoger alimentos de la cuchara o tenedor, y por tanto fortalece los músculos que intervienen en el habla: lengua, músculos faciales, etc.

- Desarrolla el control de las partes del cuerpo más difíciles para ello: no podemos observar nuestra boca o nuestra lengua ni experimentar con ellos, como con nuestras manos o pies.
Por ello, comenzaremos desde que nos sea posible (aproximadamente desde los 11-12 meses), para lograr que l@s niñ@s tengan una dieta variada y un menú “de mayores”, sobre los 18 meses.

HÁBITOS EN LA MESA:
Para fomentar unos hábitos saludables referidos a la alimentación es necesario el ejemplo de los adultos. Estos han de mostrar una actitud saludable y positiva hacía la comida, evitando las prisas, la impaciencia y la visión de la comida como obligación.

Consejos:
-         Se debe sentar al niñ@ en la mesa con el resto de la familia cuanto antes. Deberá ocupar siempre el mismo lugar en la mesa y es importante crear unas rutinas de inicio al momento de la comida (lavarnos las manos, poner la mesa…). Si el/la niñ@ ya puede comer los mismos alimentos que el resto de la familia, comerá lo mismo. En el caso de que los horarios no coincidan es importante sentarnos con el/la niñ@ a compartir ese momento y si el/la niñ@ ya ha comido cuando lo hace la familia, se puede sentar igualmente a la mesa en su silla y le ofreceremos un trozo de fruta o de pan.
-         Es importante que el ambiente donde el/la niñ@ va a comer esté rodeado de estímulos agradables y positivos. Si queremos un ambiente reconfortante debemos hablar de cosas positivas y agradables.

-         En cuanto al tema de los modales debemos ser un poco permisivos si al principio comen con las manos, se manchan, se les cae la comida,…. Pero teniendo en cuenta ciertas normas de comportamiento que debemos respetar (no nos levantamos de la mesa, no tiramos la comida,…).
-         Es importante respetar siempre el mismo horario para las comidas y no permitirles comer entre horas.

-         Durante las comidas debemos evitar cualquier objeto que pueda distraer la atención del niño: televisión, juguetes,….

-         Cuando introducimos un alimento nuevo debemos olvidarnos de las prisas y las presiones.
 

lunes, 23 de enero de 2012

BIBLIOTECA



La biblioteca de la escuela todas las semanas recibe la visita de sus amig@s de la Curva,  esta vez les ha tocado a los Trapecistas.

Para esta ocasión todos suben preparados con sus carnets, ya que después de la actividad todos quieren llevarse un cuento a casa.




Es el momento de la actividad.......¡¡¡ cómo disfrutamos con el cuento de Renata !!!




Una vez realizada la actividad le entregamos nuestro carnet a la profe y elegimos el cuento que nos vamos a llevar a casa, donde podremos disfrutar de él junto con nuestra familia!







¡¡¡ Ahora a disfrutarlo y sobre todo a cuidarlos mucho!!!